Las 3 reglas de la tipografía

Las 3 reglas de la tipografía

Las tres reglas de la tipografía   1.- No cambie la personalidad de las tipografías La tipografía tiene una energía tan poderosa como nuestra propia firma. El tipo de letra, como la firma o un logotipo, es en si mismo un icono. La tipografía posee una dimensión semiótica que incorpora significados complementarios a la palabra o nombre que lleve ese tipo de letra. En los logotipos, la opción tipográfica seleccionada permite usar esa segunda capa de significado, como un plus semántico, que enriquece las funciones identificadoras del logotipo. La misma palabra ROCK se lee de una manera diferente según la tipografía utilizada. rock La tipografía tiene un sentido metafórico que explota esa segunda acepción del vocablo roca: duro y sólido.   2.- Su texto tiene que ser legible Hay cientos de colecciones tipográficas, o fuentes, agrupadas en dos grandes grupos: Con serifa, herencia de la letra manuscrita y sin serifa, angulosa y sin adornos. Las tipografías con serifa son mejores para la lectura en papel, sin embargo para la lectura en pantalla lo más recomendable es el uso de un tipo de letra sin serifa. Uno de los factores más importantes que usted debe tener en cuenta es el tamaño de la tipografía. La medida tradicional para el cuerpo de letra o tamaño es el punto. Un punto equivale a 1/72 pulgadas. Lo más importante de la tipografia es “la legibilidad” parece evidente pero a veces un buen concepto o un texto puede ser rechazado por el tamaño de la letra o por usar un tipo extraño. Al lector hay que ponerle fácil la lectura, tanto en el tamaño como en el interlineado así como en el tipo de letra. No hay que intentar escribir la Biblia en un grano de arroz. En cuanto a presentaciones en diapositivas la regla de oro es la del 6×6: No más de 6 líneas por diapositiva, no más de 6 palabras por línea. Usted debe distinguir ente texto de párrafo y título. A la hora de elegir tipografías para títulos buscaremos que se distingan del resto. Sin embargo, cuando elija una tipografía para párrafo lo primordial es que sea visible. No importa otra cosa. Aunque por muy maravillosa que sea la fuente que ha estado usted buscando durante toda su vida si ésta no es legible, el único que leerá ese documento será usted.   3.- No hunda su texto en un mar de colores Usted debe resistir la tentación de usar fondos “bonitos” a lo power point. No use nunca fondos prediseñados, ni con texturas o tramas ni degradados. Los colores sólidos son los que ofrecen mejor contraste para las tipografías. Pero no se trata de utilizar cualquier color:   Visibilidad alta: Texto negro sobre blanco Texto amarillo sobre negro Texto blanco sobre azul oscuro   Visibilidad baja: Texto rojo sobre negro Texto verde sobre negro Texto azul sobre verde   Efecto agotador: Texto amarillo sobre rojo Texto rojo sobre verde Texto rojo sobre azul oscuro   Si usted no tiene más remedio que usar una imagen de fondo, en este caso tiene que destacar la tipografia aplicando un rectángulo blanco con un efecto de transparencia que permita ver el fondo y a la vez destacar el texto.                                  

Post a comment